Schattenlinie

Schattenlinie

La obra de Anna Comellas no se podría definir con una sola palabra: construye, pinta, toma fotografías, utilza el collage. ¿Como se puede sin embargo describir su trabajo? ¿cual es su proceso?

Primero de todo construye un bastidor, una estructura de madera o plexiglás –un cuerpo propio. Y un cuerpo que no es simplemente un portador de la imagen. Su trabajo también incluye encuadernación al decidir unir páginas pintadas y colgarlas en la pared como objeto de observación. Después de cubrir el bastidor, encuadernar el libro, realiza un trabajo de planos. Encontramos un atrás, arriba, a través – un trabajo de capas de materiales y colores. El uso del papel japonés, sedoso, diáfano, testifica la gran afinidad de la artista con las islas asiáticas que conoce a partir del viaje. Traslada sedimentos transparentes sobre la superficie de la obra hasta que un cosmos aparece ante nosotros como testimonio de los primeros días del génesis: agua, tierra, nubes o estrellas.

Los coloresque utiliza no podrían parecer más elementales: nos encontramos  ante el azul, el rojo o el verde. Colores que hablan con el observador de una manera muy directa y sensual, en alusión al agua, el cielo, el fuego, el calor, la vegetación. (…) reminiscencia de la lluvia como en"lluvia repentina en Atake". O el color se extiende como el musgo, arde como el fuego. Los títulos poéticos - en parte recogidos de novelas - acentúan esta tensión entre la materia real, es decir, color, papel, lienzo, o aluden a la materia como en las fotografías de agua o de piedra.

La artista logra un milagroso equilibrio entre imagen y abstracción. Las obras son complejas y se revelan al espectador en una mezcla cuidadosa de puntos de mira, desdeuna observación cercana, a visiones desde la lejanía observando los distintos ángulos de la obra.

Miriam Halwani